ROBÓTICA Y AUTOMATIZACIÓN

BMW iFACTORY: un caso de éxito de procesamiento de superficies automatizado

30/05/2024

CATEGORíA: General MARCA: BMW

La compañía automovilística cuenta con un taller de pintura digital en su planta de Regensburg, Alemania, donde robots controlados por IA aplican estándares de calidad


La planta de BMW Group en Regensburg es la primera planta de automóviles del mundo que utiliza un proceso automatizado y digitalizado de extremo a extremo para inspeccionar, procesar y marcar superficies pintadas de vehículos en producción en serie. Los robots controlados por IA aplican estándares de calidad objetivos para procesar cada vehículo individualmente. Se trata de una primicia mundial.

 

 

Paso 1: inspección automatizada de superficie

Desde hace décadas, el Grupo BMW se considera un referente en tecnologías de producción y excelencia operativa en la fabricación de vehículos. Y la planta de Ratisbona, una de las más de 30 plantas de producción del Grupo BMW en todo el mundo, no es una excepción. Ha estado en funcionamiento desde 1986 y alrededor de 1.300 vehículos BMW X2 salen de sus líneas de producción cada día laborable.

 

El procesamiento automatizado de superficies se utiliza en la producción en serie desde marzo de 2022, utilizando un proceso basado en inteligencia artificial para tratar superficies de vehículos recién pintadas. En primer lugar, la inspección automatizada de superficies identifica y registra cualquier imperfección en la capa final. Esto se hace mediante una tecnología llamada deflectometría, en la que monitores de gran escala proyectan patrones geométricos sobre la superficie del vehículo. Luego, estos patrones son escaneados por cámaras para identificar incluso la imperfección más pequeña en la superficie de la pintura. A partir de los datos de la cámara, el sistema informático crea una imagen digital en 3D del vehículo y lo clasifica según criterios de inspección objetivos.

 

Paso 2: procesamiento automatizado de superficies

El paso 2 es donde entra en juego el procesamiento automatizado de superficies. Cada superficie se trabaja individualmente en función de la imagen 3D del cuerpo. Los robots lijan las superficies y aplican pasta de pulir, cambian sus propios accesorios y, si es necesario, corrigen incluso las más pequeñas irregularidades en la superficie de la pintura. El proceso, adaptado a cada vehículo individual, es estable y reproducible y ofrece el mismo alto nivel de calidad en todo momento.

 

Paso 3: marcado de superficie automatizado

La etapa final del proceso digital y automatizado de tres pasos es el marcado de superficie automatizado. Aquí, un proyector láser marca posibles defectos en la superficie de la pintura para garantizar que los empleados no se pierdan nada cuando realicen la inspección final. El ojo humano puede fatigarse después de un tiempo, pero el marcado de superficies automatizado está ahí para ayudarle.

 

En el futuro, el plan es evitar por completo las imperfecciones. Esto se hará con la ayuda de datos almacenados en la nube, incluido el seguimiento automático de cada etapa del trabajo de un empleado, lo que a su vez ahorrará tiempo, ya que ya no tendrán que cambiar entre la computadora y la carrocería del automóvil.

 

Y todo esto es solo el comienzo: actualmente la compañía está evaluando una posible implementación del proceso de tres etapas también en otras plantas, acercándose un paso más a la fábrica digital e inteligente.

 

Más información en https://www.bmwgroup.com

 

 




Volver al listado Volver al listado





vimeo twitter facebook linkedin


Financiado por la Unión Europea Next GenerationEU Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia