FABRICACIÓN ADITIVA

Oportunidades y desafíos del reciclaje de impresiones 3D

19/02/2024

CATEGORíA: General MARCA: GREENFILL3D

En la era de la creciente popularidad de la impresión 3D, el desarrollo sostenible y la gestión responsable de los recursos se están convirtiendo en aspectos clave de este campo. Por lo tanto, la cuestión de la posibilidad de reciclar impresiones 3D está ganando importancia.


Las impresoras 3D modernas utilizan una variedad de materiales, como termoplásticos, resinas fotopolimerizables o polvos metálicos. Los termoplásticos como ABS, PETG o PLA, que se utilizan ampliamente en la impresión 3D, tienen posibilidades de reciclaje particularmente altas. Estos materiales se pueden reciclar mecánicamente triturando, derritiendo y produciendo un nuevo filamento.

 

 

Uno de los principales retos del reciclaje de impresiones 3D es mantener la calidad del material. En el proceso de reciclaje mecánico, los termoplásticos pueden perder sus propiedades mecánicas y químicas. Por lo tanto, es importante controlar la calidad de la materia prima secundaria y ajustar los parámetros de impresión 3D a su especificidad. En la práctica, las impresiones 3D pueden constar de diferentes materiales, lo que dificulta el reciclaje. Por lo tanto, es importante desarrollar nuevas tecnologías y procesos que permitan el reciclaje efectivo de impresiones de múltiples materiales.

 

Por lo tanto, el reciclaje de impresiones 3D es posible, especialmente para ciertos materiales como los termoplásticos, pero existen desafíos que deben superarse para aprovechar completamente el potencial de reciclaje de la impresión 3D. Una mayor investigación y desarrollo de tecnología es crucial para el desarrollo sostenible y para lograr los beneficios ambientales, económicos y sociales del reciclaje de impresiones 3D. La introducción de normas y reglamentos legales apropiados con respecto al reciclaje de impresiones 3D puede ayudar a aumentar la concienciación entre los usuarios y promover la gestión responsable de los residuos. También vale la pena considerar el desarrollo de programas e iniciativas educativas que fomenten el reciclaje y el uso consciente de la tecnología de impresión 3D.

 

Los filamentos de alto rendimiento utilizados en la impresión 3D FDM/FFF, como el nailon PA6/PA12 o el policarbonato (PC), suelen clasificarse como Tipo 7 u “otros” por la organización de estándares ASTM International. Como tal, normalmente no se reciclan a través de programas municipales. Estas categorías incluyen principalmente ABS, PLA y PETG.

 

El reciclaje de restos de filamentos de impresión 3D puede adoptar muchas formas. Es posible que la ciudad tenga un centro de reciclaje especializado para materiales Tipo 7, donde se pueden entregar impresiones fallidas y desechos de plástico. Alternativamente, el filamento sobrante se puede entregar a una instalación de recuperación de materiales que clasifica los materiales reciclables y los vende a los fabricantes. Sin embargo, garantizar la calidad del filamento reciclado puede ser un problema.

 

La clave para la producción de filamento reciclado es una cuidadosa selección de los residuos y asegurar las tolerancias de diámetro y redondez. Alcanzar estos objetivos requiere el uso de líneas de producción avanzadas y el cumplimiento de estrictas pautas de calidad. Sin embargo, incluso cuando se cumplen estos requisitos, existen riesgos potenciales para la salud y el medio ambiente que pueden derivarse del calentamiento de plásticos, como partículas extrañas y contaminantes.

 

A pesar de estos desafíos, el reciclaje de impresiones 3D no tiene por qué resultar en una reducción de la calidad. Un ejemplo sería la combinación de material virgen y reciclado, que puede resultar en un compromiso aceptable. Vale la pena señalar que el reciclaje de materiales poliméricos destinados a la impresión 3D se basa en una serie de actividades, como la separación selectiva de materiales, la descontaminación y purificación, la molienda, la refundición y la extrusión. Sin embargo, los principales obstáculos en este proceso son los aspectos logísticos y económicos, que no siempre justifican el costo del reciclaje.

 

En el contexto de la ingeniería, el reciclaje de impresiones 3D debe centrarse en mantener las propiedades deseadas del material, lo que permite el uso de plástico reciclado en la práctica. Vale la pena señalar que la extrusión repetida de polímeros puede provocar cambios significativos en sus propiedades, como la viscosidad, el peso molecular y la resistencia a la rotura. Estos cambios son generados por factores como la temperatura o el número de extrusiones de un material.

 

El reciclaje de impresiones 3D puede tratarse como una forma de reducir la cantidad de desechos; sin embargo, es importante desarrollar estrategias y tecnologías efectivas que mantengan las propiedades mecánicas del material reciclado. El uso de una mezcla de material virgen y reciclado puede ser una solución que logre un compromiso entre preservar la calidad y reducir el desperdicio.

 

A la luz de los crecientes requisitos en el campo de la protección del medio ambiente y el reciclaje de plásticos, es fundamental seguir investigando y desarrollando tecnologías de reciclaje para materiales de impresión 3D. Si bien los análisis actuales no muestran beneficios económicos del reciclaje de materiales, el costo de un producto reciclado depende del precio de mercado del filamento producido originalmente. Por lo tanto, a pesar de la falta de viabilidad económica clara, el reciclaje de materiales de impresión 3D puede ser una solución importante desde el punto de vista de la protección del medio ambiente.

 

Para lograr el éxito en el campo del reciclaje de impresiones 3D, es necesaria la cooperación de varios sectores: ciencia, industria, empresas y administración pública. La creación de asociaciones público-privadas puede contribuir al desarrollo de soluciones eficaces y la creación de un sistema de reciclaje adaptado a las necesidades y capacidades de la industria de la impresión 3D.

 

Además del propio reciclaje, también es importante promover el diseño sostenible en la impresión 3D. Los diseñadores e ingenieros deben esforzarse por minimizar el uso de materiales y crear productos que sean fáciles de reparar, mantener y reciclar. Este enfoque puede reducir significativamente la cantidad de desechos generados por la industria de la impresión 3D.

 

A largo plazo, el reciclaje de impresiones 3D puede contribuir a reducir el consumo de recursos naturales, reducir la cantidad de residuos y lograr una mayor eficiencia energética. Sin embargo, el éxito de este esfuerzo depende de más investigación, inversión en nuevas tecnologías y la participación de todas las partes interesadas. Solo cuando la reciclabilidad de las impresiones 3D se realice por completo, la tecnología contribuirá al desarrollo sostenible y al logro de los objetivos ambientales globales.

 

Fuente: https://greenfill3d.com

 




Volver al listado Volver al listado





vimeo twitter facebook linkedin


Financiado por la Unión Europea Next GenerationEU Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia