SOSTENIBILIDAD

Tecnología puntera para reducir la contaminación ambiental

22/02/2024

CATEGORíA: General MARCA: Bromalgae


Bromalgae nace de la necesidad de aportar soluciones medioambientales en cuanto a la reducción de emisiones de efecto invernadero procedentes de la industria


Mientras se desarrollaba el sistema industrial - bautizado como GarbiNOx- surgió la idea de intentar adaptar esa tecnología, pero más sencilla, a entornos urbanos. Coincidió con el fin del confinamiento debido a la Covid-19 y el tema de purificación de espacios estaba a la orden del día.

 

El proyecto comienza a mediados de 2020, primero con el desarrollo de la tecnología, el diseño y la ingeniería que hay detrás. Durante el año 2021 se empezó a montar y es en 2022 donde comienzan las pruebas en interiores -condiciones controladas para el cultivo-. El pasado junio 2023 se puso el primer piloto en exterior, en Barakaldo, tras un año de pruebas controladas. El prototipo de Barakaldo es el primer piloto y el cual se utiliza para realizar las mejoras que se creen más adecuadas. Es como un laboratorio a escala real.

 

Hace escasamente un mes se colocó el segundo GarbiAir, esta vez Bayona (Francia). Este aparato ha sido fruto de una colaboración entre el Gobierno Vasco, la SPRI y la Communauté de l’aglomeration Pays Basque.

 

Su fabricación requiere de distintos componentes que poco tienen que ver entre sí. Aun así, el árbol consta de tres partes: la estructura de acero, la automatización y el complejo del fotobiorreactor con las luces, el difusor y la sensórica. Cada una de sus partes tiene sus diseños y juntos se ha conseguido sacar al mercado el primer árbol artificial en España. El sistema está totalmente automatizado y diferencia de la competencia (jardines verticales, renaturalización de espacios u otros árboles líquidos) con la cuantificación de entrada y salida de los diferentes gases contaminantes. Es necesario que se cuantifique esta tecnología y mostrar su eficiencia al resto. Al final, el proceso es muy sencillo, solo es necesario fijarse en la naturaleza e intentar potenciarla. Todo el equipo funciona gracias a la gran capacidad de captura de CO2 que tienen las microalgas frente a otros vegetales terrestres. La clave se encuentra en el proceso de la fotosíntesis y la fijación del CO2.

 

El árbol funciona cogiendo aire del exterior por medio de un soplante. Al final, el soplante lo que hace es meter, a presión, aire de la calle en el fotobiorreactor mediante difusores de partícula fina. Estos difusores lo que van a favorecer son dos cosas: el burbujeo y por ello el movimiento de las microalgas para que no sean estáticas ni sedimenten, y la entrada de gases de CO2 y NO2 con un tamaño adecuado para el metabolismo de las microalgas. Una vez dentro del fotobiorreactor, las microalgas realizan la fotosíntesis, que se trata de un proceso anabólico en el que las microalgas a partir de CO2, luz y nutrientes van a llevar a cabo una transformación del carbono y así poder crecer. Parecido a como lo hacen las plantas terrestres. Se ha colocado un sistema LED en el interior del fotobiorreactor con el fin de evitar los días que pueda haber falta de luz y la noche. En este proceso, la fotosíntesis, además de crecer estas microalgas se produce oxígeno y este es expulsado por el desgasificador que se sitúa en la parte superior.

 

Las microalgas irán creciendo y aproximadamente el día 20 desde la inoculación (puesta en marcha y adición de microalgas al equipo) habrán llegado a fase estacionaria. Esto quiere decir que son microalgas "viejas" y necesitan una renovación de cultivo. Para ello se saca el 30% del cultivo y se añade medio de cultivo nuevo (nutrientes y agua) y así se van rejuveneciendo las microalgas.

 

Estos árboles o tecnología han llegado para quedarse. Desde Bromalgae consideran que son formas nuevas de incluir “mobiliario o equipos” sostenibles en las ciudades además de proporcionar un ambiente más saludable. Estos equipos no solo capturan los gases contaminantes, sino que oxigenan los espacios de alrededor, pues en la fotosíntesis se libera oxígeno a la atmosfera. Por ello, es ideal su uso en sitios donde no se puedan plantar árboles o renaturalizar el espacio y donde exista una alta afluencia de tráfico. Es ahí donde se puede comprobar verdaderamente la eficiencia del sistema.

 

El sistema aún está pendiente de patente pero, detrás de GarbiAir existe a un equipo técnico especializado en bioprocesos y biotecnología. Por otro lado, se ocupan de la parte de ingeniería, fundamental en la automatización y el diseño del aparato. Como empresa de recién formación, cuentan con el apoyo de los socios de Bromalgae, pues la mayoría provienen del mundo de la industria.

 

Más información en https://www.bromalgae.com/garbiair/

 




Volver al listado Volver al listado





vimeo twitter facebook linkedin


Financiado por la Unión Europea Next GenerationEU Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia